MARKETING PARA LOS SENTIDOS

Dentro de las nuevas técnicas de marketing que han ido desarrollándose con el paso del tiempo, hay una que llama la atención, especialmente por el tipo de campañas imaginativas y originales que plantea: el marketing sensorial.

Cabe realizar una apreciación. En sí, el marketing sensorial no es tan novedoso. Si bien es cierto que con el paso de los años ha ido evolucionando y se ha convertido en esencial para muchos sectores, las técnicas utilizadas dentro del marketing sensorial están muy arraigadas desde hace años.

La principal característica del marketing sensorial es la de conquistar los sentidos del consumidor. ¿Y cómo lo hace? Intentando llegar a la parte más emocional del cerebro.

Se utilizan los 5 sentidos para intensificar las sensaciones del cliente ante un producto o una compra. El marketing sensorial intenta usar los recursos habituales utilizados hasta ahora (y que solía hacerse de manera inconsciente) de una manera más planificada, estructurada y programada para crear esas experiencias en el consumidor.

Por norma general, durante muchos años las empresas han usado la vista y el oído como los principales sentidos para atraer. Pero esta técnica ha ido dando más pasos hacia adelante en sus métodos. Jugar con las sensaciones, emociones, percepciones…, se ha convertido en la piedra angular para muchas marcas.

Y ahora, ¿cuál consideráis que es el sentido que genera mayor impacto entre los consumidores? Ni más ni menos que el olfato. Aquellas tiendas que utilizan estrategias enfocadas a este sentido tienen más repercusión en la facturación. Por razones obvias, el sentido que puede crear más dificultades es el sabor, puesto que las acciones a realizar son más restringidas y escasas.

En la actualidad, algunas campañas de marketing sensorial han causado un gran impacto gracias a su despliegue de medios, originalidad y, ante todo, la gran capacidad para sorprender.

FacebookTwitterGoogle+LinkedIn